Andi Pomato

01.06.2020

Andi Pomato el artista independiente que recorre el mundo junto a su guitarra hoy pasa por monoaurales para contar un poco su actualidad y su relación directa con los medios digitales antes de que llegue esta cuarentena...

  • En que situación te tomo esta cuarentena? repercutió en tu vida artística?

Totalmente. El día 13 de Marzo tenia un vuelo a Londres, donde arrancaba una gira de 4 meses con mas de 25 shows confirmados por todo Europa. Ese día a la mañana me levante temprano, hable con todos mis amigos en Inglaterra, España, Italia, y todos coincidían: quédate en Argentina. No le erraron. Ese mismo día a la tarde nuestro presidente suspendió todo los vuelos hacia el exterior, y si me subía a ese avión esa mañana hubiese quedado varado allá, sin shows, sin gira, todo mal... mis planes cambiaron 100%, de golpe una gira autogestionada, independiente, se desvaneció en un par de horas, y la incertidumbre reinó por varios días.

  • Podrías explicar en palabras simples cómo afecta esta nueva normativa de SADAIC a los artistas Independientes?

A mi, directamente no me afecta, porque por suerte renuncié a SADAIC en el año 2016. Ese año comencé a registrar mis obras en PRS que es la sociedad de compositores del Reino Unido, ya que me mudé allí a comienzos de 2017. Es increíble pero adhiriéndome a esta sociedad extranjera me enteré por ejemplo que SADAIC es una de las dos sociedades del mundo que más cobra por su servicio a otras sociedades. Desde que me adherí a PRS toque varias veces en Argentina, pasé lista en la sociedad como corresponde, y justo son los únicos shows que no cobre. La nueva medida de SADAIC me parece absolutamente absurda. Nunca les intereso aggiornarse al mundo digital Por eso me fui. Nunca les interesó defender a los artistas argentinos de los intereses de las compañías discográficas internacionales y las plataformas de streaming que pagan miserias a los artistas argentinos sobre todo (podes creer que una escucha de tu canción en Argentina vale MUCHO menos que una escucha en España). Yo creo que la mayoría de las sociedades del mundo tienen mucho qué hacer para ponerse del lado de los artistas y no de los negocios de unos pocos. Creo que somos la generación que perdió el miedo y que podemos visibilizar esto para que SADAIC cambié.

  • Ya que tuviste la chance de recorrer el mundo, y estar en contacto con otros artistas. Pudiste ver que el músico o la cultura recibe más apoyo en otros países que en el nuestro?

Estoy en contacto con amigos en todas partes del mundo. En todos lados hay desigualdad, en todos lados los músicos se quejan de las sociedades, pero ninguno esta cerca de estar tan mal defendido como nosotros. Por ejemplo, mi amigo italiano Lorenzo Sbarbati, me dice que la sociedad italiana funciona mal, y lo entiendo, pero a las dos semanas me manda una foto y me cuenta que se inscribió en un subsidio por la pandemia y a la semana le llegó equipamiento para grabar a su casa (un valor aproximado de 700 euros, como unos 60,000 pesos argentinos). Entonces pienso, bueno, entonces no esta TAN mal. Sadaic acá la primer medida oficial que toma es sacarle plata a los músicos independientes que cobran una entrada a un live stream para poder pagar el alquiler, o las compras del supermercado, o mantener el monotributo y así la obra social. En España también se quejan pero también hay subsidios de la sociedad. Repito que esto no es una campaña contra SADAIC. Una sociedad de compositores y autores es muy necesaria. Pero de un día para otro no puede querer venir a explicarnos como funciona el mundo digital, cuando en el año 2020 todavía para registrar una obra hay que ir, hacer fila, comprar un talonario, lacrarlo, etc etc etc. No puede venir a poner reglas de lo que pasa online cuando uno tiene que ir a hacer acto de presencia para demostrar que esta vivo. Estamos en el año 2020. Muchos lo entendimos hace varios años. SADAIC intentó entenderlo en 10 minutos e hizo todo mal.

  • Sentís que los artistas consagrados no son solidarios con los emergentes?

Para nada. Son cómplices de lo que pasa. Vivimos en un mundo muy narcisista y nadie se solidariza con nadie. A ninguno le interesa visibilizar esta situación, porque si esto sigue así se ven muy beneficiados económicamente. Entonces miran para otro lado, le hacen caso a las multinacionales, hacen conciertos gratuitos por Instagram en pésima calidad, y se van a dormir tranquilos con la seguridad de que tienen obra social, una cuenta de banco para que sus hijos coman por varios años y el ego por las nubes. Y el resto de los músicos del país, el 95%, de los compositores se encuentran en una situación de incertidumbre absoluta. SADAIC esta demasiado viciado, y necesito un cambio urgente.

  • Una de las cosas que más me causo impresión cuando te conocí es tu movimiento en las redes y la adaptación a los nuevos medios. Hoy cuando el mundo cambio se te nota mejor parado que el resto, como lograste este objetivo? Sentías que las reglas de juego iban a cambiar?

Mira, en relación a las redes, últimamente tengo sentimientos encontrados. Creo que Instagram era una plataforma super linda, de contenido cuidado, y ahora se convirtió en la TV del 2020. Lo viral son las celebridades estafando a sus seguidores con cremas, mujeres exhibiéndose desnudas, músicos copiando a otros músicos, y alguna que otra cosa mas. Más que nunca creo que hay que hacer lo que uno siente, lo que uno realmente necesita expresar. Estuve casi 15 días en la cuarentena sin mirar las redes, porque estas no solo crearon un tipo de contenido sino también crearon un tipo de consumidor de ese contenido. Entonces me molestaba entrar a ver qué pasaba porque ya sabia todo lo que iba a ver. Muy pocas personas hacen contenido original, creativo, genuino, con el corazón. Sigo a mil y pico de personas y creo que las dos manos me alcanzan para contar artistas que realmente logran cautivarme con sus publicaciones. Esos 15 días que estuve un poco off, me concentré, terminé una canción, escribí un videoclip y la filme todo el el edificio donde vivo en La Plata. El proyecto se llama Restart y esta disponible en Youtube.

Mi objetivo es de a poco ir migrando a mis seguidores a Patreon, una plataforma de suscripción mensual en la que las personas que les gustan mis canciones, acceden a material exclusivo de alta calidad, que no comparto en otras plataformas. Me parece que el futuro va por ahí para los artistas y no teniendo dos millones de seguidores, o 6 mil millones de reproducciones en Spotify cuando a tus shows no va nadie. Hay que producir cosas con el corazón. Y a eso me refiero no subir un video para que la gente te ponga like, o lo comparta. Hay que producir cosas que nos gusten. Que hablen de nosotros. De lo que estemos orgullosos. Que nos levantemos, y que nos vayamos a dormir pensando en eso. Trabajar para lograr calidad. De eso nunca nos vamos a arrepentir. Dejemos de hacer lo que otros esperan. Hagamos lo que sentimos.

  • Cuáles son tus planes futuros para el resto del año?

Tengo como objetivo rearmar la gira europea planeada para este año. Para eso voy a tener que trabajar mucho para recuperar todo lo perdido y volver a construir. Soy muy optimista, y estoy seguro de que eso va a pasar. Trabajar para seguir realizando conciertos online una vez por mes, como hice el pasado 24 mayo, que se agotó en menos de 24 horas, y disfrute de cantar para los que realmente les gusta mi música, aunque sea por un ratito vía zoom. Fue una experiencia hermosa, que me llenó de energía para seguir construyendo, para seguir en este camino que disfruto tanto. Que a veces puede ser cuesta arriba, pero la recompensa es hermosa. Trabajar para tener mas Patreons, y generar cada día proyectos de mejor calidad. Mientras tanto disfrutar de mi casa, mi novia, mi familia y mi perro, tanto como la cuarentena lo permita. Tocar el piano, y aprender más sobre producción, mezcla y audio. Mirar muchas películas... muchas.