Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw (2019)

29.07.2020

Una historia alternativa en la famosa saga de Rápidos y Furiosos, el primer spin-off. Esta película dejó muchas cosas para charlar, algunas buenas, algunas malas, otras novedosas y todo eso trataremos de contártelo sin spoilers.

Como nos tienen acostumbrados en este tipo de films, no faltará la acción, y eso sin duda es uno de sus puntos altos gracias a su director David Leitch, que dirigió DEADPOOL 2 y codirigió JOHN WICK, dos de las mejores películas con escenas de acción de la última década. Por otra parte, el reparto cumple con lo que se le pide, ya que los dos actores principales son Dwayne "LA ROCA" Johnson y Jason "EL TRANSPORTADOR" Stathan (no sé si le dicen así, pero todos lo conocemos por ese película) y ambos son dos hombres que llevan varios largometrajes de este estilo de macho musculoso, claramente son buenos actores de acción. Vale aclarar, que no son Al Pacino y Robert De Niro, y con esto no quiero decir que sean malos actores sino que son muy buenos para lo suyo.

El malo de la película es Idris Elba, reconocido por sus papeles como Nelson Mandela y Heimdall, ese que abre el paso del Bifrost en Thor. Este personaje está detrás de un virus que tiene la hermana de Stathan (Vanessa Kirby).

Acá es donde debemos parar la pelota y examinar un poco. En todos lados, fijes donde te fijes, esta película figura como género acción y aventura, pero no dicen nada de la ciencia ficción. El personaje de Idris Elba tiene una espina dorsal metálica y alta tecnología en los ojos (como el aparato que te mide el Ki de los Saiyayin), ya sé que al leer esto ustedes digan: pero en Rápido y Furioso 5 arrancaron una bóveda y la pasearon por todo Río de Janeiro y en la 6 Toretto agarra a su novia en el aire, cuando salió despedida de un tanque de guerra y al caer no les pasa nada y la infinidad de leyes físicas que se pasan por los ... (completar la frase) cada vez que se subes a esos autos que son realmente mágicos. Aunque parezca mentira, todo esto está dentro del género "realidad", pero acá el malo es mitad robot. (Esto que cuento pasa en la primera parte de la película, no spoilié nada).

El film dura 137 minutos y como no pueden pelear por más de dos horas, entonces es ahí donde la peli cae, cuando se pone graciosa, ya que los dos actores y el guionista no son graciosos, pueden tirar un chiste cada tanto, pero no se han dedicado a la comedia, ahí no destacan, ellos son peleadores, musculo y transpiración. Escenas de acción bien, humor mal.

En pocas palabras, si te gustan las pelis pochocleras, las persecuciones, los tiros, las escenas de peligro ridículamente exagerado, esta es tu película, que al final resulta siendo buena porque no se traicionaron y fueron por lo que saben hacer, una película de Rápidos y furiosos, los productores querían una película así y obviamente fue un éxito en las taquillas recaudando 760 millones de dólares, habiendo invertido 200 millones.