Flower of Quinchoncho

12.08.2020

The Flower Of Quinchoncho es una banda de rock y fusión, fundada en Valencia, Venezuela en el año 2000. Sus integrantes son todos músicos profesionales que se desempeñan y destacan en distintas ramas de este arte, como la ejecución instrumental en distintos géneros, la dirección orquestal y coral, la docencia y la producción musical.

La configuración de la banda es única en el mundo, mezclando la base clásica de una banda de rock (2 guitarras, bajo, teclado y batería), con instrumentos del mundo sinfónico (violines, violoncello, corno francés y percusión sinfónica) e instrumentos del folklore Venezolano (cuatro, bandola, percusión tradicional venezolana y latinoamericana), esta mezcla sin igual le da a FOQ su original sonido y personalidad. En sus canciones han experimentado con música tradicional venezolana, música antigua, litúrgica y música académica, junto a diversos géneros del rock.

The Flower of Quinchoncho son:

- Jaida Rodriguez (Violoncello)

- Jetsy Pierre (Corno Francés/Trompa)

- Gerardo Estrada (Violín y Voz)

- Francis de Verteuil (Guitarra y Voz)

- Ronnis Díaz (Guitarra y Cuatro Venezolano)

- Eddy Díaz (Bajo)

- Merbins Rangel (Teclados)

- Jean Puccia (Batería)

- Orlando Velázquez (Percusión)

- Rafael Fuenmayor (Percusión y Violín)

  • Sin ensayo y esta incertidumbre general para los próximos shows. ¿Cómo afrontás estos momentos?

Aprendiendo a sacar lo mejor de los momentos difíciles, The Flower of Quinchoncho decidió volver a la escena después de una pausa de más de 10 años, justo en este momento. Retomamos el material que dejamos en pausa y nuestra producción discográfica está ya en camino de ver la luz en todas las plataformas digitales y además grabamos un vídeo, cada quien desde su casa (en España, Venezuela, Colombia, Perú y Uruguay) para anunciarle al mundo que estamos de vuelta en este preciso instante en el que mas se necesitan alegrías.

  • ¿En qué momento te encontrás actualmente? (Proyectos futuros)

Pues complementando lo dicho anteriormente, la banda se encuentra en un momento especial de resurgimiento, donde sus miembros han adquirido una madurez musical mucho mayor, nutriéndose de las vivencias culturales que le rodean y creciendo en todos los ámbitos. Este enclave lleva como consecuencia lógica que tengamos como meta inmediata la reunión física de la banda cuando la situación mundial lo permita, la difusión de nuestra música por medio de la producción antes mencionada a nivel mundial y la preparación del regreso a los escenarios por todo lo alto.

  • ¿Sentís que las reglas de juego van a cambiar? ¿Cómo ves esto de las fechas vía herramientas streaming? ¿Te sumás a esa iniciativa? ¿Tenés alguna fecha programada post.pandemia?

En cuanto a las reglas podemos intuir que evidentemente se han generado cambios que serán difíciles de superar aunque en el fondo todos aspiramos a volver a la normalidad completa, pero soñando, si posible, con una evolución del ser humano que le haga más consciente de lo que tiene y de lo que puede perder si se empeñan en seguir con su actitud egoísta. Es quizás una utopía.

En cuanto a las fechas vía streaming, es una solución temporal y una manera de mantener el contacto con el público. Tiene sus ventajas pero por supuesto, no hay nada como un buen directo.

Finalmente habría que decir que tenemos toda una temporada internacional en puertas que depende de la evolución de la situación mundial. Principalmente por el bien de la humanidad, ya que esto significaría el fin definitivo de la pandemia,esperamos llevar a cabo cada uno de esos conciertos y muchos más!

  • En Monoaurales amamos los discos, ¿cuáles considerás son los discos que inspiran, o forman parte del impulso de tu música?

En lo personal comparto ese amor por el disco, así en físico, aunque agradezco infinitamente las bondades de las plataformas digitales.

Al ser una banda tan ecléctica, nuestras influencias son mundos aparte que se encuentran y convergen en el momento de darle forma a ese sonido tan peculiar que nos caracteriza.

Cada uno de nuestros músicos tiene influencias muy distintas y las vamos plasmando a la hora de dar vida a la música que hacemos. Desde el metal (Deep Purple, Skid Row, Testament) hasta distintos géneros latinoamericanos y sobre todo venezolanos, pasando por música celta, litúrgica y por supuesto académica forman la raíz de ese árbol que es The Flower of Quinchoncho.

Pero por hablar de algunos discos, nos han influido mucho el Álbum Blanco de The Beatles, el Jesucristo Superstar de 1970 (Original London Concept Recording) con Ian Gillan (Aunque el Getsemani de Camilo Sesto es brutal!), el Tranquilo Majete de Celtas Cortos, el Ten de Pearl Jam (sobre todo en la voz de uno de los cantantes de la banda) el A Night at the Opera de Queen, el Symphony of Enchanted Lands de Rhapsody, los dos discos de Festividades de Pasacalle (Música Folklórica Venezolana) y el Euforia de Fito Páez.

  • Si tuvieses que definirte con una canción, ¿cuál sería? (Puede ser propia, o de una banda influyente)  

 De nuestras canciones, creo que "In Vinum Veritas" nos define muy bien en cuanto al concepto musical que manejamos, pero si tuviésemos que hablar de alguna obra (en este caso) que nos defina, aunque suene a lugar común, creo que la universalidad de la 9na Sinfonía de Beethoven y su mensaje poderoso e intemporal define el espíritu de una banda donde conviven muchas formas de pensar, estilos e influencias, de manera armónica, abrazándose en hermandad y haciendo de toda esa mezcla, un solo e original sonido, destinado a mover el corazón de cualquier habitante de nuestro planeta, sin ninguna distinción...