Terminator (1984)

23.10.2020

Los Ángeles 2029, el futuro. El planeta transita por un apocalipsis, debido a que las máquinas se rebelaron contra la raza humana y comenzaron a exterminarlos desde el año 1997. Pero los rebeldes, liderados por John Connor, logran infiltrarse en la base de Skynet (la líder de las maquinas) y destruir todo para vencer a las robots y ganar la guerra, pero Skynet tiene un as bajo la manga y muestra su más reciente creación: la máquina del tiempo. En ella mandan a un Terminator modelo T-800 (Arnold) al año 1984 para matar a Sarah Connor para que no engendre a su hijo John, y así no perder la guerra. Pero por suerte John logra a mandar a uno de sus mejores soldados, un joven llamado Kyle Reese, que también tiene como destino a Los Ángeles de 1984 para proteger a Sarah.

El T-800 solo tiene como orden programada matar a Sarah Connor pero no sabe quién es, ni su cara, ni donde vive, así que se pone a buscarla con la guía telefónica y va matando a todas las Sarah Connor una por una. Justo cuando llega con la Sarah Protagonista, y está a punto de matarla aparece Kyle y la salva, él si sabe su cara debido a una foto. Se arman los tiros y persecución, hasta que la policía atrapa a Sarah y Kyle pero no a Arnold.

Se ve que en el futuro no enseñan a los robots a ser sigilosos, porque el T-800 (luego de hacerse algunos ajustes) entra a la comisaría donde tienen a los protagonistas y mata absolutamente a todo lo que se le cruza. Una auténtica matanza. Pero por suerte los buenos logran escapar, y se esconden en un hotel, donde terminan teniendo relaciones sexuales y producto de esa noche se le da vida a ni más ni menos que a John Connor, la primer gran paradoja temporal de la historia del cine.

Bueno, Arnold los encuentra y sigue la prosecución, tiro va, tiro viene hasta que un camión pasa por encima al robot y luego explota. Pero nada de morirse, ahora sí ya sin tejido humano con todo el esqueleto metálico, el cyborg los persigue nuevamente. Se meten en un fábrica de no sé qué, pero está vacía y Kyle le pone un explosivo en el cuerpo al T-800 y revienta, pero lamentablemente en dicha explosión muere. Pero los robots no se dan por vencidos así de fácil, ya son piernas pone en peligro a Sarah Connor pero Sarita es muy viva y activa una plancha metalúrgica y lo aplasta, ahora sí y para siempre, el T-800 muere.

Para finalizar, Sarah se huye de la ciudad embarazada, esperando al salvador del mundo que lleva dentro. FIN.