The Vast Of The Night (2019)

13.06.2020
Esta magnífica obra de ciencia ficción, crea suspenso a través de sus sonidos, la verdad sobre si estamos solos en este mundo y el pueblito lejano a mediados del siglo XX, una historia de esas, pero con originalidad y buena mano para esto.

Tiene todos los aspectos de una más de las tantas películas trilladas de extraterrestres, sin embargo ofrecen un producto fresco, inusual y completamente diferente a lo que se viene viendo en este tipo de género. Es el debut como director de Andrew Patterson, veremos si aprueba o no (Spoiler: Si aprueba y con creces)

"The Vast of Night" nos lleva a mediados de la década del 50´, a un pueblito de Nuevo México, Estados Unidos. La historia se centra en Fay (Sierra McCorminck), una operadora de la pequeña central telefónica del pueblito y en Everett (Jake Horowitz), el DJ de la única radio, estos adolescentes son de los pocos ciudadanos que no están en el gimnasio viendo el partido de básquet del equipo local (Algo típico de los pueblitos en aquellos años era que no había grandes atracciones, ir a ver un espectáculo deportivo era lo único que se podía disfrutar). Ellos se encuentran en sus trabajos.

Fay oye un ruido extraño a través de un llamado, al no saber descifrarlo le pide ayuda a Everett, este replica el sonido por la radio esperando que algún oyente lo reconozca, es ahí donde suena el teléfono, el primer oyente en comunicarse se llama Billy, cuenta una historia muy oscura acerca de ese sonido y a partir de allí comienza la investigación.

La película destaca en los planos. Tiene larguísimos planos a cámara fija, pero te sorprenderías de los planos secuencia. El soundtrack es otro punto a destacar, como también los silencios. El pasaje de la televisión en blanco y negro entrando con la cámara en la misma hasta tomar los colores, las vestimentas, autos, todo es admirable.

El largometraje tiene una duración de 89 minutos, pero antes de la media hora ya estás metido en la trama y no vas aflojar hasta el final.

The Vast of Night le pelea de igual a cualquiera de las del género, con un presupuesto extremadamente limitado, el propio Andrew Patterson metió todos sus ahorros en la película, unos U$S700.000 contado por el propio director, dejó todo por su opera prima. Hablando de directores, el de fotografía fue M. Littin Menz, allí estuvo la magia. Estos demostraron que con poco se puede hacer mucho y seguramente los veremos en otras películas con mayor capacidad de gasto.

Fue estrenada en 26 de enero de 2019 en el festival de cine Slamdance pero el 29 de mayo de 2020 que se encuentra en el catálogo de Amazon Prime Video.